El invierno: Esa época entre el otoño y la primavera de la que pocos salen sin resfriarse o caer en cama. Y cómo no, si en esta época a veces basta con un auto despiadado que te salpique con un charco o una lluvia sorpresiva que te pille sin paraguas para terminar resfriado o agripado con fiebre.

¿La solución? ¡Quedarse en la casita! Atrinchérate en tu camita y anda inventando excusas para tus compromisos. Acá te traemos los mejores panoramas para pasar agosto sin salir de casa.

Invita amigos a cocinar: Una actividad, para algunos tediosa, se hace divertida cuando tienes buena compañía ¡Prepara una pizza o unos ricos sushis!

Quémate las pestañas con una maratón de películas clásicas: ¿Quién dice que el cine tiene que ser de estreno para disfrutarlo? Aprovecha el invierno para disfrutar esos clásicos que siempre quisiste ver.

Viaja al pasado organizando tus fotos familiares: En esta época de redes sociales e hiperconectividad, ya nadie imprime (o revela) sus fotos. Elige las mejores y te entretendrás devorando los recuerdos.

¡A leer! Prepara un té, un café o la bebida caliente que prefieras y agarra ese libro que tienes pendiente hace tiempo para terminarlo de una vez por todas.

Organiza una noche de juegos: Desempolva esos juegos de mesa, llama a tus amigos y prepara una noche de amistosa competencia.

Sandunguea una noche de karaoke: Reúne a tus artistas favoritos y sacúdete toda la vergüenza. Este invierno será más calentito si decides ser tú la estrella.

Ejercita…la lengua llamando a todos tus amigos: Seguro tienes más de una persona en mente con quien no hablas hace tiempo ¡Pégale una llamada y ponte al día hasta que no des más!