No es una sorpresa que en los últimos años ha existido un aumento de propuestas e interés por la alimentación consciente o “saludable” (aunque todos podemos entender algo distinto por eso, jeje). Espacios donde se encuentran propuestas de comida menos procesada, crudivegana, vegana, vegetariana, o adaptada para aquellas personas que, por salud u opción, buscan estas alternativas.

 

Polen, jugos y sopas es uno de esos lugares. Llevaba meses escuchando sobre este espacio, y a pesar de que en un tiempo vivi muy cerca, no me había aventurado a ello. El nombre puede no ser atractivo para algunos (“¿cómo me puede tentar comer en un lugar que se llama así?”), pero después de mi primera experiencia ahí, definitivamente lo recomiendo. Sin importar lo que comas, te va a gustar.

 

Como dice su nombre, dentro de su carta tienen muchas sopas, jugos, venden polen y también productos de preparación en crudo, o alternativas orgánicas y mucha pero mucha fruta y verdura. En sus preparaciones evitan la lactosa, el gluten, el azúcar y otros elementos. Todo esto lo especifican en su carta con iconos que hacen fácil de entender qué se estás pidiendo - y si es tu primera vez ahí, ¡te atenderán y responderán todo muy amablemente!

 

Este rinconcito delicioso (y muy ameno) queda en el Drugstore de Providencia (Las Urbinas 73). Entrar es como abstraerse del entorno que está afuera, y concentrarse en la experiencia de probar esta deliciosa comida hecha con cariño, y con ingredientes escogidos especialmente.

 

Puedes seguirlos en Instagram y Facebook. Si ya los habías oído, es hora de ir y probar.